Google+ Badge

viernes, 1 de abril de 2016

Mejora la calificación de la industria aseguradora argentina

Pasó de tener una perspectiva negativa a estable. Los cambios regulatorios que se dieron a principios de enero como de la mejora del riesgo soberano del país en su conjunto son factores determinantes en el nuevo escenario.


La industria de seguros argentina está preparada para beneficiarse tanto de cambios regulatorios como de una mejora del riesgo soberano del país en su conjunto. Esto ha llevado a Moody's a mejorar la perspectiva de la industria a estable desde negativa.
En enero, la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN), revocó normativas que habían afectado a las compañías de seguros durante años. Los cambios incluyeron el levantamiento de restricciones sobre la tenencia de activos en moneda extranjera por parte de las aseguradoras, permitiéndoles proteger de una mejor manera el valor de sus carteras frente a una devaluación adicional del peso. Esta normativa había
entrado en vigencia recién el pasado mes de octubre y obligaba a las aseguradoras a reducir drásticamente sus tenencias de títulos denominados en dólares estadounidenses.
La SSN también eliminó normas que obligaban a las aseguradoras a destinar una parte de sus inversiones a títulos que dieran apoyo a desarrollos de infraestructura y pequeñas y medianas empresas. Esto es un cambio positivo para las aseguradoras dado que significa que ya no deberán invertir en proyectos riesgosos para cumplir con el mínimo requerido por la regulación previa.
Los recientes cambios de políticas del gobierno argentino impulsaron la suba de la perspectiva de calificación soberana del país por parte de Moody's dos veces en noviembre de 2015, primero a estable desde negativa, y luego a positiva. Esta modificación impulsó cambios positivos en las perspectivas de calificación de una serie de emisores argentinos, entre ellos aseguradoras, bancos y provincias.
La perspectiva positiva de la calificación soberana anticipa una mejora en la calidad de los activos de las aseguradoras, dadas sus considerables tenencias de bonos soberanos argentinos y depósitos bancarios, según el informe titulado "Mejora en Ambiente Operativo Respalda Una Perspectiva Estable".
Sin embargo, la elevada inflación y la devaluación de la moneda todavía plantean desafíos para la industria. Si bien el gobierno ha indicado que la lucha contra la inflación es una prioridad fundamental, resultará difícil frenar los aumentos de precios este año, especialmente dada la devaluación del 60% del peso en los últimos tres meses. Para las compañías de seguros generales, el incremento de y un peso debilitado seguirán promoviendo pérdidas técnicas.